PAW

Vapor Prinz August Wilhelm

"El alemán que se quedó en Puerto Colombia"

Se dice que por Puerto Colombia entró el progreso al país y es del todo cierto. Entre 1893 y 1936, este territorio funcionó como terminal marítimo para el embarque y desembarque de personas y mercancías, su muelle fue canal abierto para la llegada de las embarcaciones extranjeras que venían cargadas de toda clase de artículos y tecnología de punta. En la actualidad ya no se encuentra en funcionamiento, está bastante deteriorado y tal vez ha sido olvidado por muchos, pero en él se han quedado impregnadas un sinfín de historias que sin duda alguna los porteños recuerdan.

Una de estas fue “El alemán” como le dicen al vapor Prinz August Wilhelm (PAW), que, durante el estallido de la Primera Guerra Mundial, se encontraba en altamar y le tocó refugiarse en aguas del Caribe colombiano, pasó por Santa Marta y luego se dirigió a Puerto Colombia, donde finalmente se hundió a pocos metros de sus playas.

La compañía alemana Hamburg Amerikanische Packetfahrt Actien Gesellschaft (HAPAG) era dueña del imponente vapor que se dedicaba al transporte de mercancías y personas, era tan amplio que tenía capacidad para abordar 791 personas. Esta embarción viajaba  en la ruta de Nueva York al Caribe, más específicamente a Santa Marta, Cartagena y Panamá.

En 1918 hizo su último zarpe en la noche del 22 de abril, cuando fue hundido por dos de sus tripulantes, quienes prendieron fuego a la zona de mando, abrieron las válvulas y soltaron amarras para que se hundiera, pero como no había tanta profundidad, la mitad de la embarcación quedó a flote y duró un tiempo para que desapareciera completamente.

Todo esto a causa de la orden del Gobierno Alemán que retransmitió  el cónsul de Alemania en Barranquilla. los alemanes  estaban cerca de perder la guerra  y por ende el enemigo se apoderaría de las naves que estuvieran en puertos neutrales y esta ya había sido vendida por la HAPAG a una compañía norteamericana, la USS Shipping Board. Lo que buscaban los alemanes era impedir que en un futuro el PAW sirviera como embarcación de guerra de los norteamericanos.

El pasado 22 de abril de 2018 se cumplieron 100 años de aquel suceso y los porteños recuerdan con exactitud aquel hecho que, sin duda alguna, quedará enmarcado en la historia de ambos países. El Prinz August Wilhelm (PAW) ya no es el imponente buque que solía ser, ahora sus restos son un ecosistema marino con muchos corales y criaturas del mar.

"EL ALEMÁN"

Créditos: Carmen Bravo (Productora)

Este documental histórico permite conocer otra perspectiva  del hundimiento del vapor Prinz Agust Wilhelm PAW, desde los relatos y memorias de los habitantes de Puerto Colombia y descendientes de las familias alemanas.

La Fundación Colombo-Alemana preserva en su Föyer una colección de piezas originales del vapor Prinz August Wilhelm (PAW) y otros elementos que  tienen como objetivo dar visibilidad a la presencia bicultural en el Caribe colombiano como motor del desarrollo industrial y social.

hoe9670
hoe9680
hoe9694
PAW
PAW
PAW
PAW
PAW
PAW
hoe9670
hoe9680
hoe9694
PAW
PAW
PAW
PAW
PAW
PAW

Carrera 46 Vía al Mar Poste 89
Barranquilla, Atlántico, Colombia

  • Negro Twitter Icono
  • Icono negro LinkedIn

©2018 by Fundación Colombo Alemana Barranquilla. Proudly created with Wix.com