Conversatorio “SCADTA y el Conflicto Amazónico”



La Fundación Colombo-Alemana de Barranquilla (FCAB) junto a un grupo de amigos que conmemoran el legado de la Sociedad Colombo-Alemana de Transportes Aéreos SCADTA y la Reserva Naval, llevaron a cabo el 9 de febrero el conversatorio sobre la participación de los alemanes en la gesta de la aviación desde 1919 hasta 1940, titulado “SCADTA y el Conflicto Amazónico” en el que asistieron 360 personas.


Con la invasión del puerto colombiano de Leticia sobre el río Amazonas, el 1 de septiembre de 1932, por parte de un grupo de peruanos apoyados por algunos de sus militares, se dio inicio al enfrentamiento entre las dos naciones hermanas, Perú y Colombia, en lo que hoy se conoce como el Conflicto Amazónico que se llevó a cabo en la cuenca del río Putumayo en inmediaciones fronterizas del municipio Puerto Leguizamo y la ciudad de Leticia, ubicada en la entonces Comisaría colombiana del Amazonas.


Los límites entre Colombia y Perú habían empezado a interesar de manera más viva a los dos países a principios del siglo XX. Mediante el Tratado Salomón-Lozano de límites y navegación fluvial, celebrado el 24 de marzo de 1922, Perú cedió a Colombia la margen izquierda del río Putumayo y una franja adyacente al río Amazonas conocida como el Trapecio de Leticia; a su vez, Colombia cedió el Triángulo San Miguel-Sucumbíos, territorio que además era reclamado como suyo por Ecuador. El Tratado fue ratificado por Colombia en 1925 y por Perú en 1927, y fue registrado en la Liga de las Naciones, precursora de las Naciones Unidas, en 1928.



El 17 de agosto de 1930, a las nueve de la mañana, la delegación de Perú, en cabeza del Coronel Temístocles Molina, Prefecto de Loreto y el Coronel Ordóñez y la delegación colombiana encabezada por el Coronel Luis Acevedo y el Subteniente Alfonso Pinzón Forero hacen entrega de los territorios correspondientes a cada nación. Sin embargo, después de instalado el nuevo presidente en Perú, los colombianos en las zonas selváticas, comenzaron a escuchar rumores de que las tropas peruanas desconocerían el Tratado Salomón-Lozano y atacarían Leticia.


La invasión se inició en la madrugada del jueves primero de setiembre de 1932, por el costado en que se levantaba el hito que marcaba la frontera con Brasil. A partir de esa misma fecha, la Aviación Militar Colombiana era una fuerza muy pequeña que comprendía solo la escuela de aviación, y estaba equipada con unos pocos aviones sin capacidades militares suficientes.


Una vez conocido el incidente de Leticia, el Ministro de Guerra, Capitán Carlos Uribe Gaviria, se reunió con el representante de SCADTA, Herman Küehl y el aviador Herbert Boy, y en un mapa estudiaron la difícil situación a la que se enfrentaban por la ubicación del área del conflicto, fue justo en ese momento, que el apoyo aéreo por parte de SCADTA y la nueva estructura de la Aviación Militar Colombiana se convirtieron en una pieza clave. La participación de SCADTA con sus aviones y sus aviadores dieron un vuelco a las ventajas estratégicas que tenía Perú sobre el territorio, lo que permitió finalmente la solución del conflicto el 24 de mayo de 1933.



Te invitamos a ver el video completo si deseas saber más sobre lo que fue el enfrentamiento entre Perú y Colombia.




Gracias por su asistencia y participación en el conversatorio. Esperamos contar con su apoyo en próximas reuniones.